José Rizo: Información útil sobre el COVID-19

El biólogo y divulgador científico de la Concepción del Arte, José Rizo Massu, ha redactado una completa guía de preguntas y respuestas, resolviendo las dudas  más comunes, desde simples a complejas, en torno a la  crisis del coronavirus.  Preguntas tales como:

¿De dónde salió este virus?

La pandemia empezó como epidemia el 1 de diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, en China central, cuando se reportó a un grupo de personas con neumonía de causa desconocida, vinculada principalmente a trabajadores de un mercado mayorista de mariscos de la zona, el cual vende, entre otros productos, varios tipos de animales exóticos. Las autoridades chinas aislaron poco después el patógeno causante del brote: un nuevo tipo de coronavirus, nuestro amigo SARS-CoV-2, que tiene una similitud genética en un 70% al menos con el SARS-CoV (sí, el de la epidemia en el 2002, esa cosa más peligrosa pero por la que bastante menos escándalo se hizo) y una similitud genética del 89% con el Bat-Cov-ZC45, un virus encontrado en murciélagos No está claro si el virus había estado en circulación anteriormente ni si Wuhan es el lugar de origen de la pandemia o solo el lugar donde se identificó por primera vez.

¿Epidemia? ¿Pandemia? ¿No son lo mismo?

La epidemia (epi = sobre; demos = pueblo) relaciona casos esperados vs casos totales. En palabras simples, una epidemia es una enfermedad que afecta a más gente de lo normal. Gracias al cine de zombies, tiene mala fama el concepto, por lo que se prefiere usar el más sutil  «brote epidémico» (sí, mucho más sutil. Uno siente que puede dormir más tranquilo). La pandemia (pan = todo, demos = pueblo) es la propagación de la enfermedad a nivel mundial, independiente de su mortalidad. Y si se lo está preguntando, la diferencia sí importa ya que las estrategias para abordar la crisis varía. No es lo mismo destinar recursos a un país que repartirlos por todo el mundo.

¿Cómo se detiene todo esto? 

¡Aprenda a controlar su epidemia favorita en 4 simples pasos! Bonus track si es un dictador que puede controlar con facilidad todos los aspectos relevantes de sus ciudadanos. Le servirá en el paso 4.

Paso 1: Predecir. Un aspecto clave pero infravalorado: el conocimiento es poder y hay quien diría que la investigación científica sirve para otras cosas además de permitirle leer esto desde su computador. Si generamos datos, investigamos y aplicamos modelos aprovechando experiencias previas y que siempre aprendemos de nuestros errores, podremos predecir potenciales patógenos y su comportamiento. Así, conocemos a nuestros enemigos y estamos preparados para prevenir y combatir. En lo positivo, la ciencia funciona y efectivamente predice. En lo negativo, pareciera que a ninguna autoridad le importa, hasta que estalla la crisis.

Paso 2: Modelizar y Controlar. Una vez aparece una nueva enfermedad, los investigadores usan los datos obtenidos en el paso 1 y generan nuevos y actualizados modelos que permiten predecir a corto plazo cómo se extenderá la epidemia. Algunas preguntas clave a las que se les busca respuesta en esta etapa son: ¿A cuánta gente infecta un paciente? ¿Qué letalidad tiene? ¿Cuál es el periodo de incubación? Toda esta información se recoge a medida que transcurren las infecciones y se generan o corrigen los modelos. Estos datos se emplearán, de nuevo en caso de que surja otra enfermedad que nos obligue a devolvernos a la primera fase. En esta etapa también se generan las medidas necesarias para controlar la expansión de la epidemia, evitando así que se convierta en pandemia (no nos ganaremos un premio a la excelencia con este brote).

Paso 3: Tratar la enfermedad. Solapado con el paso anterior. Es necesario indicar que a veces no hay remedio y solo queda tratar los síntomas. Esto último suele hacerse con los coronavirus en general, ya que no tienen tratamientos o vacunas muy eficaces. La lucha en esta fase es mitigar las infecciones y reducir la capacidad de expansión a base de tratar y controlar afectados.

2 pensamientos sobre “José Rizo: Información útil sobre el COVID-19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *