La contaminación atmosférica provoca 4,2MM* de muertes al año

La cifra fue entregada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en base a la contaminación atmosférica en ciudades y zonas rurales del mundo.

Este, es el problema de salud pública más grave en el mundo y hoy estamos en el peack de enfermedades respiratorias y contaminación. Es en el invierno donde el esmog aumenta, así como aumenta también la demanda hospitalaria por temas respiratorios. Tanto así, que en un 50% se elevó la circulación del virus sincicial durante las últimas semanas, por lo que el llamado del Ministerio de Salud es al autocuidado para evitar el contagio de enfermedades infecciosas respiratorias.

Lo que no sabíamos es que el aire mueve las partículas contaminantes a lo largo del día y es posible trazar rutas o coordinar la ventilación de nuestros hogares para horarios o calles menos contaminadas. Así, Airmob app permite navegar la ciudad por las rutas más limpias, protegiendo tu salud y la de tu familia.

Airmob monitorea el aire en tiempo real de toda la ciudad mientras que Red de Salud UC CHRISTUS educa a través de consejos sobre los peligros que causa el smog y cómo poder actuar diariamente. Una alianza de colaboración que permite a los usuarios elegir acciones que les permitan evitar altos índices.

Para la Doctora Carmen Venegas, médico broncopulmonar de UC CHRISTUS, «la contaminación ambiental -en especial el material particulado fino- afecta a los bronquios, a las vías respiratorias, al sistema cardiovascular y al sistema neurológico, entre otros. Este material tan fino no tan solo tiene la capacidad de entrar por las vías respiratorias, sino que también la capacidad de penetrar en la sangre y, por lo tanto, dañar el resto de los órganos. Está comprobado que el material particulado fino y todo tipo de contaminación ambiental, aumenta la prevalencia de enfermedades respiratorias crónicas; no solamente asma, enfisema pulmonar y fibrosis pulmonar, sino que también cáncer pulmonar».

Por eso la importancia de saber lo que respiramos y poder elegir acciones sencillas más limpias. «Descubre el aire que respiras», es el llamado de la app que se pone a disposición del autocuidado de todos los chilenos. «Entre una calle y la siguiente la contaminación puede ser incluso el doble. Hoy podemos ver el esmog en tiempo real, detectar fuentes de emisión y evitar calles contaminadas», afirma Antonio García, fundador y CEO de Citysense, plataforma para desarrollar soluciones Smart City e IoT conectadas con la ciudad, entre estas Airmob app.

Es sabido que al hacer deporte las personas respiran hasta 16 veces más aire, lo que hace relevante respirar el mejor aire posible. César Kalazich, deportólogo del Club Deportivo Universidad Católica y miembro de la Unidad Médica de Medicina Deportiva UC, comenta que «los peligros asociados al esmog, en la mayoría de los deportistas sanos, es una baja del rendimiento. Mientras que en quienes tienen alguna patología base, les puede causar mayor uso de inhalador, crisis asmáticas, obstrucción bronquial, cefaleas o problemas gastrointestinales por el esfuerzo que hacen por la mala calidad del aire».

Además, señala que existen estudios que comparan el rendimiento de deportistas realizando ejercicio en ambientes contaminado versus no contaminados, reduciéndose en más allá del 60% el rendimiento cuando hay contaminación atmosférica. Por eso es de vital importancia preferir recorridos alternativos, menos contaminados, a la hora de hacer deporte. Con esto, la exposición al esmog puede llegar a bajar en un 35 a 40%.

El esmog es dinámico y es importante medirlo en tiempo real, para elegir cuándo hacer deporte y sus mejores rutas, trasladar a pacientes asmáticos, con problemas al corazón, embarazadas o quienes prefieren transitar. Sabiendo esta información, la Airmob app se vuelve imprescindible para ayudar a la gente a combatir el invierno.

El smog es responsable del 18% de los nacimientos prematuros y del 29% de los casos de muertes por cáncer al pulmón*. El Doctor Homero Gac, Coordinador de la Unidad Geriátrica de Agudos de Clínica San Carlos de Apoquindo, enfatiza también en el público mayor: «Por los cambios propios del envejecimiento, las personas mayores tienen una mayor susceptibilidad a contraer infecciones respiratorias. La disminución de la inmunidad y un árbol respiratorio más permeable a virus y bacterias hacen que la contaminación sea especialmente dañina para este grupo etario». Además, recomienda evitar exponerse a zonas de alta contaminación o a zonas de alta aglomeración de personas y partículas en suspensión, «pues eso ayuda a evitar infecciones. Cuadros infecciosos que podrían ser menores en gente joven pueden ser muy complejos e, incluso, llevar a la muerte a las personas mayores», señala. Al respecto, agrega que actualmente, «podemos ver que existe una relación entre invierno y esmog en unidades como la de pacientes agudos, donde tenemos mayor cantidad de pacientes hospitalizados con enfermedades respiratorias en este periodo del año».

Acciones sencillas como ventilar la casa, hacer deporte o ir a la plaza, pueden ser cambiadas de horario o de lugar, dependiendo de la lectura de la app, donde la misma puede trazar o buscar los lugares más limpios, teniendo efectos positivos en la salud a corto y largo plazo de toda la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *